Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductores bilingües: qué significa

El bilingüismo es un tema de actualidad. En especial, por su aplicación cada vez más extendida en la educación a todos los niveles, desde la etapa infantil a la universitaria. Pero, ¿qué significa exactamente este término? ¿A quién se puede considerar verdaderamente un traductor/intérprete bilingüe? En estas líneas tratamos de despejar tus dudas.

Una aproximación teórica al bilingüismo

Resulta difícil dar una definición de bilingüismo, pues los lingüistas discrepan en las cualidades que debe reunir una persona para ser considerada como tal. De hecho, existen diferentes categorías que  se pueden aplicar a los traductores bilingües. Por ejemplo, bilingües compuestos (idiomas aprendidos en familia de manera natural) o coordinados (con aprendizaje tardío de la segunda lengua). O los equilibrados (dominio similar de ambos) frente a los dominantes (cuando una lengua se domina claramente más que las otras). Y otras muchas más.

Lo que parece claro a nivel práctico y profesional es que para poder hablar de traductor bilingüe, se ha de tener un nivel de, al menos, C2, según el Marco Común Europeo, a lo que hay que añadir otras certificaciones del sector de la traducción y la interpretación, como los títulos de una escuela de educación superior del idioma en cuestión o, en el caso de los traductores jurados, el título expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Cualidades que debe reunir un traductor/intérprete bilingüe

Aunque resulta difícil que una persona bilingüe tenga exactamente el mismo dominio en dos o más lenguas, lo que sí es obligatorio es que el traductor/intérprete bilingüe conozca a la perfección las reglas gramaticales de ambos idiomas, así como un vocabulario lo suficientemente rico y variado como para que el texto resultante sea 100% correcto.

Por tanto, el intérprete bilingüe es aquel que puede traducir de manera satisfactoria en ambas direcciones. Es decir, en el caso de inglés y español, debe ser capaz de traducir ES>EN y EN>ES. 

Otro rasgo atribuible a un traductor/intérprete bilingüe es tener total dominio de ambas lenguas tanto en el aspecto oral como en el escrito. Es decir, capacidad plena para comprender y expresarse a la hora de redactar, leer, escuchar y hablar. Si no domina alguno de estas competencias, no deberíamos usar el término bilingüe para dicho profesional.

Por otro lado, ha de conocer plenamente las instituciones de referencia de ambas lenguas y las herramientas que ponen a disposición de los usuarios, de modo que pueda dar correcta solución a dudas o dificultades relacionadas con la traducción. Y por supuesto, el bilingüismo también lleva asociado el conocimiento de la cultura de los dos idiomas de su titulación, así como las diferentes variedades regionales que se puedan dar (acentos, léxico, sintaxis, etc.).

Si quieres contar con los servicios de un buen traductor/intérprete bilingüe, ponte en contacto con Traducciones Aída y te proporcionaremos el más adecuado.

No obstante, las traducciones escritas, siempre serán realizadas por un traductor nativo del idioma de destino. 

photo credit: ClevrCat One of my biggest regrets is clutching on to French as my second language and not learning Spanish. French is amazing, but less useful where I am (especially in our political climate). While I have my work cut out for me, I can also help my niece and neph via photopin (license)



<- Volver al blog