Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductor de sefardí, un profesional integral

El traductor de sefardí es un profesional cuyas competencias van mucho más allá de la lingüística. Debe conocer otros muchos aspectos relacionados con este idioma que aún sigue vivo en diferentes partes del mundo, principalmente Israel. En las siguientes líneas te damos las claves de esta lengua tan especial y los motivos que te llevarán a elegir un especialista, como el que pondrá a tu disposición Traducciones Aida.

El sefardí, una joya lingüística

El sefardí, que también recibe los nombres de ladino, judeoespañol o djudezmo, es la lengua que hablaban hasta finales del siglo XV los judíos del Reino de Castilla y de la Corona de Aragón, siendo expulsados en 1492 como consecuencia del Edicto de Granada. Su población era muy importante e influyente, en buena medida por su alta cultura: esta religión considera obligatorio saber leer y escribir, por lo que su nivel de alfabetización era mucho mayor que el de la media.

Tras aquella expulsión tuvo lugar una gran diáspora que llevó a los judeoespañoles a partes muy diferentes del mundo. Por ejemplo, a América Latina, donde las normas religiosas eran más laxas, a Marruecos y a otros países europeos. Y esta población llevó consigo esta lengua, que se mezcló y se adaptó a las de aquellos lugares de acogida, dando como resultado variedades diversas, como la haketía marroquí, influenciada por el árabe. En cualquier caso, las semejanzas con las lenguas medievales son sorprendentes, especialmente el castellano antiguo, dándole un carácter muy peculiar.

La aliyá o inmigración judía a la Tierra de Israel, producida masivamente a mediados de siglo XX, hizo que la mayoría de los hablantes de sefardí recalaran también en aquel país. En la actualidad se calcula que existen 150.000 ladinoparlantes repartidos por todo el mundo, mayoritariamente israelíes que lo utilizan en el ámbito privado, aunque también hay iniciativas en medios de comunicación y a nivel académico para potenciarlo.

Por qué elegir a un traductor de sefardí profesional

Varias son las razones que te pueden llevar a contratar un traductor de sefardí profesional. En primer lugar, porque es una garantía de que conoce en profundidad la evolución de la lengua y sus variedades. Este aspecto es clave porque, aunque existe la Academia Nasionala del Judeoespañol Ladino (ANL) para velar por su gramática, lo cierto es que hay grandes diferencias entre las distintas variedades. 

Por otro lado, un traductor de sefardí es también un gran conocedor de la historia y la cultura de la sociedad judeoespañola medieval. De esa manera, puede enfrentarse a textos antiguos, pudiendo ser esto necesario por diferentes razones como la investigación.

Y por último, es habitual que el traductor de sefardí sea también judío o, en todo caso, una persona muy sensible a esta religión y su cultura. Y por tanto, está plenamente concienciado de la necesidad de cuidar esta lengua para preservarla para las próximas generaciones, de modo que trabajará con mimo en cada palabra.

Si quieres que te proporcionemos un traductor de sefardí profesional por razones literarias, jurídicas o de otro tipo, ponte en contacto con Traducciones Aida.

photo credit: byb64 Décor de stucs, ancienne synagogue del Transito (XIVe), calle Reyes Catolicos, Tolède, Castille-La Manche, Espagne. via photopin (license)



<- Volver al blog