Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductor de latín, un profesional más vivo que nunca

¿Es posible encontrar un traductor de latín en nuestros días, aunque se trate ya de una lengua muerta que no se habla en ningún país del mundo, salvo en la Ciudad del Vaticano? La respuesta es ‘Sí’, y por sorprendente que parezca, en Traducciones Aida podemos proporcionarte a un profesional especializado en este idioma. A continuación te damos algunas claves al respecto y si necesitas solicitar un presupuesto sobre el servicio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Datos de interés sobre el latín

Como decíamos, el latín es una lengua que ya sólo se habla de manera oficial en la Ciudad del Vaticano, aunque más bien por su solemnidad y carácter litúrgico, sin desplazar por ello al italiano. Sin embargo, se trata de un idioma de enorme importancia no sólo porque fue el más usado en la Europa Occidental durante la Edad Antigua, sino también por ser el idioma del que derivan otros tan importantes en la actualidad como el francés o el español. Además, se empleó como lengua diplomática durante toda la Edad Media y hasta bien entrada la Edad Moderna.

Surgió en la Antigua Roma y, como toda Europa y el mundo Mediterráneo estuvieron dominados por esta civilización, es hoy una lengua clave para conocer nuestra historia. Por ello, el interés por ella es más acentuado en ciudades estrechamente ligadas a aquella civilización, como Mérida o Tarragona, que aún hoy explotan turísticamente su legado.

De hecho, una de las características principales de cualquier traductor de latín es su profundo conocimiento del mundo antiguo, especialmente del Imperio romano. Y ello supone el dominio no sólo de los secretos de esta lengua, sino también de la cultura, la historia y las costumbres de una civilización que lo cambió todo y a la que tanto le debemos en Occidente.

Cuándo necesitas un traductor de latín

El traductor de latín es un profesional imprescindible para realizar investigaciones sobre la Antigua Roma o la Edad Media. Por ejemplo, en el marco de un trabajo de fin de carrera en el Grado de Filología Clásica o en una tesis doctoral. También resultan muy prácticos sus servicios cuando se está trabajando en una publicación de carácter histórico, para la que es necesario manejar tratados diplomáticos, legislación antigua u otros textos oficiales. Y lo mismo ocurre cuando se trata de documentar trabajos arqueológicos en los que aparecen inscripciones o documentos en esta lengua.

Por otro lado, conviene recordar que aún hoy, dos mil años después del apogeo de la Antigua Roma, se siguen publicando nuevas ediciones de escritores latinos. Y en esos casos, un traductor de latín es fundamental, ya sea para una revisión de dicha edición o para elaborar un nuevo texto desde cero, más adaptado a nuestros tiempos. Algunos de los grandes autores de la Antigua Roma son los poetas Virgilio, Horacio y Ovidio, el filósofo Séneca o incluso Julio César, en su calidad de historiador de las guerras en las que participó. Y lo fascinante es que su calidad o enseñanzas pueden ser todavía muy modernas, si se realiza la traducción correcta.

photo credit: tim caynes longinus sdapeze 1 via photopin (license)



<- Volver al blog