Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductor jurado en italiano: la tranquilidad del trabajo bien hecho

No es una de las lenguas más habladas del mundo, ni siquiera de Europa: ‘solamente’ lo tienen como lengua materna 64 millones de personas. Pero el italiano es un idioma con mucho peso en España, fruto del rico intercambio social, cultural y político que tenemos con el país transalpino. Por ello, dedicamos este post a contarte las ventajas de elegir un traductor jurado en italiano para convertir un texto oficial de una a otra lengua.

Por qué elegir un traductor jurado en italiano

Ponerse en manos de un profesional reconocido oficialmente es siempre una garantía de calidad. Pero además, esta lengua ‘hermana’ tiene algunas peculiaridades que decantan la balanza del lado del traductor jurado en italiano. Algunas de ellas son:

  • Es una lengua con una gramática muy compleja, tanto como la española, por la existencia de diferentes subjuntivos, condicionales, futuros, etc. Y sus reglas no son siempre equivalentes a nuestro idioma. 
  • El italiano es una lengua que, en su vertiente escrita, recurre casi siempre a su versión formal: el usted y otras tipologías de respeto. Y sólo la usan correctamente quienes dominan esta lengua a nivel bilingüe
  • Con el italiano se cae a menudo en el error de la asimilación. Existen numerosas palabras que son iguales o muy parecidas en ambos idiomas, pero su significado real y práctico es diferente. Por ejemplo: hipoteca e ipoteca, que se refieren a cuestiones financieras diferentes. Por tanto, ambas lenguas tienen sutiles pero, a la vez, grandes diferencias entre sí. Y es en esos pequeños detalles donde un traductor oficial marca la diferencia
  • Otro aspecto complicado del italiano y que sólo un traductor de alto nivel domina es la acentuación y la duplicación de las consonantes en determinadas palabras. Aunque ambas cuestiones responden a reglas gramaticales fijas, sólo la lectura habitual en italiano (periódicos, libros, documentos oficiales, etc.) propicia un verdadero dominio de la lengua y evita errores

Y, por supuesto, más allá de estas ventajas específicas de un traductor jurado en italiano, elegir a un profesional de este perfil lleva implícitas otras ventajas más generales. En especial, el hecho de que sólo este tipo de traductores pueden dotar al documento de un carácter legal, válido para su entrega a la Administración correspondiente, mediante su sello oficial o Apostilla de La Haya.

Algunos datos interesantes sobre el italiano

El italiano es una lengua con grandes semejanzas al español porque tiene el mismo origen: el latín. De hecho, esto mismo se puede aplicar para con otras lenguas de origen latino, como el catalán o el francés, con las que comparte léxico y algunas reglas gramaticales. 

Aunque a menudo se cree que el italiano es sólo oficial en Italia, en realidad lo es en otros estados soberanos: el Vaticano (unas 1.000 personas), San Marino (unos 33.000 habitantes) y Suiza, en este último caso en la llamada Suiza Italiana, situada al sur del país, en la que se encuentran ciudades como Lugano, Chiasso o Bellinzona, sumando en total unos 400.000 habitantes. Además, por cercanía, historia común e influencia, es cooficial en zonas litorales de Croacia y Eslovenia. 

Por otro lado, es un idioma muy difundido en Malta, una isla que tiene grandes lazos históricos con Italia. Por tanto, aunque no es oficial (sólo en inglés y el maltés lo son), sí es una lengua dominada por sus gentes.

photo credit: giuliaduepuntozero 30 marzo 2006, quinto anniversario via photopin (license)



<- Volver al blog