Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductor deportivo: un profesional muy necesario

El traductor deportivo es aquel que tiene como ámbito de especialización el mundo del deporte y, a ser posible, una disciplina deportiva concreta. En este artículo te contamos por qué está viviendo un cierto auge y en qué consiste su trabajo.

El auge del traductor deportivo

El mundo del deporte ha vivido un progresivo e imparable proceso de profesionalización en las últimas décadas. En todas las disciplinas deportivas, sean olímpicas o no. Por ello, en un entorno altamente profesionalizado, está justificado recurrir a un traductor deportivo específico, pues es un factor que ayuda a mejorar el rendimiento individual o colectivo.

En los últimos años, además, han proliferado los campeonatos internacionales: copas del mundo, continentales, pruebas abiertas a deportistas de cualquier país, etc. Por tanto, los deportistas de élite ya no ciñen su ámbito competitivo a su propio país, sino que traspasan fronteras.

Y por último, el deporte profesional es realmente multicultural: las plantillas se componen de deportistas procedentes de cualquier país, y eso se aplica también a los miembros del staff, desde el entrenador al equipo médico.

Cómo es el trabajo de este profesional

El traductor deportivo puede ser un miembro del staff técnico del club, que trabaja codo con codo y a diario con el resto del equipo. Pero también puede ser un profesional para encargos puntuales, como la traducción de informes o ruedas de prensa.

En este sentido, cabe decir que la labor del traductor deportivo es más bien asimilable a la del intérprete, encargado de traducir oralmente y en vivo los mensajes de los miembros de un equipo entre sí o de cara al público. No obstante, como decíamos, también se genera contenido escrito (informes, libros, etc.), menos inmediatos y más a largo plazo.

Cabe decir que el traductor deportivo, además de conocer profundamente sus idiomas de trabajo, también debe dominar el deporte para el que se le reclama, puesto que cada disciplina tiene asociados unos tecnicismos propios relacionados con las reglas de juego.

Y por último, resulta muy recomendable que el traductor deportivo tenga ciertas dotes competitivas, en los casos en que se incruste en el staff técnico del club. Al estar trabajando ‘a pie de campo’, este profesional debe ser capaz no solo de trasladar el mensaje de una lengua a otra, sino también mantener el espíritu de dicho mensaje. Sobre todo cuando se trata de una arenga de motivación, un discurso de amonestación o unas palabras de felicitación, por ejemplo.

Aunque la figura del traductor deportivo no es tan conocida como la de otros profesionales especializados en medicina o leyes, lo cierto es que su vigencia es muy grande en el deporte profesional. Por ello, si necesitas uno, Traducciones Aida puede proporcionártelo. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros para obtener información.



<- Volver al blog