Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductor coreano: las claves de este profesional

Un traductor coreano es un profesional imprescindible para abordar textos en este idioma. Dada la complejidad y lejanía con respecto al español, resulta fundamental que sea un gran experto en la cultura que lo envuelve. De ello hablamos en este post, donde te damos las claves de esta lengua y te explicamos cuándo y porqué recurrir a un traductor coreano, como los que forman parte de la cartera de profesionales de Traducciones Aida.

Un idioma muy especial

El coreano es un idioma con un gran número de hablantes. Se calcula que unos 80 millones, repartidos principalmente entre las dos Coreas: 50 millones en la del Sur y 25 en la del Norte. Además, hay territorios de China y Japón que, por cercanía geográfica, también cuentan con una importante masa de hablantes. Y por cuestiones migratorias, se calcula que más de 1 millón de personas lo hablan en otros países de Asia, Europa y América, principalmente.

Tradicionalmente, se considera una lengua aislada: no se ha encontrado un nexo de parentesco convincente con otros idiomas. Quizás tenga más relación con el chino, como por ejemplo los caracteres hanja, importados de ese idioma, aunque el sistema ‘alfabético’ principal y nativo coreano es el hangul.

Además, se puede decir que existen diferencias sutiles entre el coreano hablado en las dos Coreas, que tienen que ver con la pronunciación de determinados términos y el uso predominante de unas palabras con respecto a otras.

Por qué contratar un traductor coreano

La diferencia entre este idioma y el español es tan grande que resulta imposible enfrentarse a un texto coreano sin un gran conocimiento previo. Y en concreto, el oficio de traductor de coreano solo lo pueden desarrollar profesionales que tienen un dominio absoluto de la lengua y de la cultura relacionada. 

Esto último se entiende, por ejemplo, si tenemos en cuenta los diferentes grados de cortesía existentes en esta cultura, que requieren de usos lingüísticos distintos. ¿Cuál usar en cada caso? Solo un traductor coreano que esté plenamente integrado en esta cultura podrá tomar decisiones de este tipo con acierto.

Cuándo recurrir a un traductor coreano

Lógicamente, en cualquier situación de la vida se puede plantear la necesidad de recurrir a un traductor coreano: documentos privados oficiales que requieran de una traducción jurada (matrimonios, divorcios, sentencias judiciales, etc.), obras literarias, contratos laborales, etc. Pero hay situaciones en las que puede ser más habitual y recurrente contar con los servicios de este profesional:

  • Traducciones tecnológicas: ya se sabe que Corea del Sur es una potencia mundial en electrónica (Samsung, LG, etc.). Esto trae aparejada la necesidad de procesar textos como manuales de instrucciones, menús de navegación interna, etc.
  • Diplomacia: las relaciones bilaterales y oficiales demandan siempre un alto volumen de traducción de textos
  • Turismo: aunque a menudo se utilicen conceptos muy simplistas como “turistas asiáticos” o incluso “turistas japoneses”, lo cierto es que la proporción de grupos de nacionalidad surcoreana es realmente elevado. Por ello, es necesario enfocarse en ellos para cualquier estrategia específica

Si tu necesidad se encuadra en alguna de estas situaciones o en cualquier otra, puedes contactar con Traducciones Aida para disfrutar de los servicios de un traductor profesional coreano.

 



<- Volver al blog