Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traducir una tienda online: ¿qué elementos implica?

Traducir una tienda online es una labor obligada para aquellos negocios que aspiran a vender en diferentes mercados internacionales o, en el caso de España, para quienes tienen su público objetivo en comunidades autónomas con dos lenguas oficiales, como Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, País Vasco y Galicia. Sin embargo, es importante saber que se trata de una tarea compleja, con muchos aspectos a los que dedicar atención, de modo que la opción de la traducción automática queda descartada desde el primer momento.

Por ello, en este post te contamos brevemente cuáles son los elementos a traducir en una tienda online, que se agrupan en dos grandes bloques: los elementos estáticos y los dinámicos.

Los elementos estáticos a la hora de traducir una tienda online

Entendemos por parte estática aquella que permanece más o menos fija en un sitio web, en este caso un e-Commerce. Por lo general, son elementos relacionados con el funcionamiento general del portal y, en algunos casos, son textos de carácter legal. Esta es una lista con algunos de ellos:

  • Elementos de la navegación y de la experiencia del usuario: botones, carrito de la compra, pasarela de pago, etc.
  • Textos de envío automático, como correos de bienvenida, de confirmación, de cambio de contraseña, etc.
  • El área personal de los usuarios: secciones, historial de compras, etc.
  • Secciones de la tienda online
  • Aviso legal y política de cookies

Hay que decir que los principales CMS, como Shopify o Magento, cuentan con paquetes de idiomas que, al descargarlos e instalarlos, muestra muchos de esos elementos en el idioma deseado. No obstante, todos esos elementos son editables, por lo que conviene revisar dicho contenido (que en ocasiones está hecho por otros usuarios y no por profesionales), modificarlo o ampliarlo.

Parte dinámica de la tienda online

Se trata de páginas o secciones que se renuevan y actualizan periódicamente y que, por tanto, requieren de nuevo contenido y sus correspondientes traducciones. Estos son algunos ejemplos:

  • La información de los productos: es algo fundamental a la hora de traducir una tienda online, puesto que el eventual comprador debe ser capaz de entender la información que tiene ante sus ojos para poder hacer el pedido. De lo contrario, no se sentirá proclive a realizar la compra
  • Blogs e información general de la web: muchas tiendas online generan contenido para fidelizar clientes y para posicionarse adecuadamente en los motores de búsqueda como Google. Pues bien: ese contenido también debe ser traducido, por coherencia y por utilidad para el usuario
  • Contenido relacionado con ofertas: si una tienda online explota las posibilidades de las ofertas y promociones, éstas deben ser traducidas también, pues de lo contrario perderán su potencial beneficio para el cliente y para la propia tienda

Estos son solo algunos ejemplos de lo que puede implicar la labor de traducir una tienda online, que no solo debe centrarse en los productos a vender sino en general a todo el contenido de sitio web. Así que si te has embarcado en este ambicioso proyecto, ponte en contacto con Traducciones Aida y te informaremos.



<- Volver al blog