Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Guía para una buena traducción

El traductor debe traducir según la finalidad del proyecto de traducción, incluidas las convenciones lingüísticas de la lengua de destino y las especificaciones relevantes del proyecto. Durante todo este proceso, el traductor debe prestar un servicio conforme con esta norma internacional en relación con los aspectos siguientes:
a) conformidad con el dominio específico y la terminología del cliente y/o cualquier otro material de referencia proporcionado, y garantizar la coherencia terminológica durante la traducción;
b) precisión semántica del contenido de la lengua de destino;
c) sintaxis, ortografía, puntuación y signos diacríticos adecuados, así como otras convenciones ortográficas de la lengua de destino;
d) cohesión léxica y fraseología;
e) conformidad con cualquier guía de estilo propia y/o del cliente (incluidos el dominio, registro lingüístico y variantes lingüísticas);
f) convenciones locales y cualquier norma aplicable;
g) formatos;
h) audiencia final y propósito del contenido de la lengua de destino.
El traductor debe comunicar como consulta cualquier duda al gestor del proyecto.



<- Volver al blog