Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traducción automática neuronal Vs traductor profesional

La traducción automática neuronal es el último paso en la evolución de los traductores informáticos. Está acaparando mucha atención mediática, generando en algunos casos unas expectativas muy altas. ¿Pueden realmente sustituir la labor de un traductor profesional? ¿En qué situaciones? De ello te hablamos en las siguientes líneas, que te ayudarán a entender la utilidad de estas herramientas automáticas que están a la orden del día.

Qué es la traducción automática neuronal

La traducción automática neuronal se trata de un cambio llevado a cabo en los últimos años y que se centra en los algoritmos utilizados por los traductores automáticos, como Google Translator, para ofrecer sus resultados. Antes de este cambio, sus propuestas de traducción se basaban en datos estadísticos, es decir, la frecuencia con la que unos determinados términos eran traducidos a un idioma concreto. Pero con la modificación algorítmica, se tienen más en cuenta los pequeños detalles de la totalidad del texto para entender su sentido.

Este sistema es el que incorporan los Pixel Buds, los auriculares de Google que se lanzaron recientemente a bombo y platillo con un gancho para los potenciales clientes: su supuesta capacidad para interpretar simultáneamente una conversación de manera automática. Sin duda, una apuesta ambiciosa pero, ¿son realmente efectivos? ¿En qué grado?

Y esa es la cuestión clave: aunque la traducción automática neuronal haya supuesto un avance y los Pixel Buds estén ofreciendo una funcionalidad inimaginable hasta hace poco, lo cierto es que nunca podrán sustituir al traductor profesional en determinadas situaciones. El motivo es que estas herramientas automáticas no son, ni mucho menos, infalibles y su efectividad queda reducida a unas pocas situaciones.

¿En qué situaciones se pueden usar estas herramientas automáticas?

No cabe duda de que las herramientas basadas en la traducción automática neuronal han llegado para quedarse. Pero hay que tener claro en qué situaciones son útiles, pues utilizarlas en otros ámbitos supone un grave error. En este sentido, estos traductores informáticos son válidos para:

  • Consultas rápidas e instantáneas, con las que el usuario podrá resolver una duda puntual
  • En viajes personales por el mundo, para consultas sencillas en restaurantes u hoteles, por ejemplo

Y así lo reconocen desde Google, que saben que la figura del traductor profesional nunca desaparecerá. Al contrario, tenderá a tener mayor importancia en un mundo globalizado e interrelacionado. En concreto, se pueden citar algunas situaciones en las que estos profesionales son imprescindibles y en las que las herramientas basadas en traducción automática neuronal nunca ofrecerán resultados siquiera parecidos:

  • Traducciones de textos amplios que deban tener muy en cuenta el contexto 
  • Traducciones de documentos oficiales, propios de un traductor jurado
  • Interpretaciones en el ámbito profesional, ya sean de carácter simultáneo, susurrado o de cualquier otro tipo
  • Traducciones literarias, donde entran en juego cuestiones que ninguna máquina puede ‘sentir’, como la musicalidad de las palabras o los dobles sentidos de una idea

Por todo ello, Traducciones Aida sigue ampliando su cartera de traductores profesionales, tanto en los idiomas más demandados como el inglés, el francés o el alemán, como en otros menos habituales, como el bengalí o el hindi. 

English Stock photos by Vecteezy



<- Volver al blog