Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

La necesaria confianza en una agencia de traducción

La relación que debe haber entre una agencia de traducción y un cliente final se debe basar, como en cualquier otra relación profesional, en la confianza. Para ello, la empresa que ofrece los servicios se debe mostrar cercana y receptiva, como así ocurre en este caso con nosotros, Traducciones Aida SL. Pero el cliente también debe poner de su parte: ha de aceptar que el traductor profesional es el verdadero experto en la materia y quien tiene el criterio final para determinar qué es lo más adecuado en un determinado encargo. Por ello, a continuación te damos algunas claves de por qué debes dejar el texto en las manos de los profesionales de nuestra empresa, sin ambages ni reparos.

Dos aspectos que pueden llevar a error

En nuestra dilatada experiencia como agencia de traducción, hemos apreciado que en ocasiones el cliente aprecia errores inexistentes en el texto final. Y ello se debe a dos factores, principalmente:

  • La sobreestimación del nivel que se posee en ese idioma: hay que tener claro que una cosa es desenvolverse con soltura en una determinada lengua y otra muy diferente es ser bilingüe. Lo primero puede ocurrir con el cliente o con algún miembro de su equipo, que podría poner reparos a la traducción. Y lo segundo es lo que ocurre con el traductor profesional, que tiene el mismo dominio en el idioma de origen que en el de destino. Por tanto, lo lógico es que el primero acepte el criterio del segundo
  • Existe la creencia de que se escribe igual que se habla. Y no es así. A la hora de realizar una traducción escrita no solo hay que buscar los términos equivalentes de una lengua a otra, sino también estructurarlos y desarrollarlos de forma correcta, según el idioma de destino. Por ello, el traductor profesional tiene también dotes de redactor

Por qué confiar en un profesional de nuestra agencia de traducción

Hay varios motivos que te llevarán a confiar en los profesionales de nuestra agencia de traducción:

  1. La experiencia es un grado. Muy probablemente ya hayamos trabajado un texto similar al tuyo y por tanto sabemos qué es lo que mejor encaja a nivel de terminología, estilo, etc.
  2. La titulación es otro grado. De hecho, es el requisito de base que certifica la competencia de nuestros profesionales
  3. Trabajamos mejor cuando sentimos la confianza depositada por el cliente. Todos los profesionales sacan lo mejor de sí mismos cuando se sienten valorados por quienes esperan lo mejor de ellos, ya sean jefes, supervisores o en este caso los clientes finales
  4.  Se ahorra tiempo. Entrar en una cadena de revisiones y contra-revisiones puede alargar enormemente la entrega final del documento y romper el ritmo del traductor por la pérdida de feeling con el texto que ello ocasiona

Dicho todo esto, te recordamos que, por supuesto, aceptamos sugerencias previas sobre el estilo o el formato a entregar. Y también somos autocríticos con nuestro propio trabajo, escuchando sugerencias sobre el resultado final. En cualquier caso, la deontología profesional de nuestra agencia de traducción nos impide dar como válida una traducción que no lo es.



<- Volver al blog