Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

La figura del traductor jurado de inglés

El inglés es sin duda el idioma más universal y se emplea como lengua de comunicación internacional. Eso hace que su conocimiento medio sea relativamente alto entre personas con un mínimo de formación académica. Pero no por ello podemos prescindir de los servicios de un traductor jurado de inglés: algunas situaciones lo convierten en obligatorio y en otras, en garantía de calidad. Estos son algunos rasgos que los definen y algunos retos a los que se enfrentan nuestros profesionales.

Una figura muy bien regulada en España

A diferencia de otros países de nuestro entorno, la figura del traductor jurado de inglés o de cualquier otro idioma está muy bien regulada, por lo que el resultado de su trabajo queda reconocido sin trámites añadidos. Sin embargo, en otros países puede ser necesario añadir alguna rúbrica o juramento extra para que la traducción tenga validez legal. Incluso en algunos países de habla inglesa, por paradójico que parezca. Por ello, un traductor jurado de nuestro país es la mejor garantía para realizar traducciones en este idioma y con origen o destino en España.

La diferencia entre conocer y dominar el inglés

El traductor jurado de inglés es un profesional que nos hace ver la diferencia entre tener un alto dominio de esta lengua y ser completamente bilingüe, sumado a un perfil con conocimientos técnicos legales. Una cosa es comprender y hacerse comprender, algo que pueden hacer personas con un nivel de B2 o C1, y otra bien distinta es traducir con precisión documentos con carácter legal. Por ello, solo unos pocos elegidos al año reciben este título oficial expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Y para Traducciones Aida SL trabajan muchos de ellos, a los que sometemos a evaluación continua.

La precisión de un traductor jurado de inglés

Un traductor jurado de inglés tiene que demostrar una gran precisión en su trabajo. Aunque hay un inglés internacional y aséptico que se suele emplear en documentos oficiales, este idioma cuenta con sutiles variaciones según el lugar geográfico en el que se hable. Por supuesto, el británico y el americano distan mucho entre sí, pero las diferencias son menos aparentes entre estados o condados, o incluso entre ciudades situadas a pocos kilómetros entre sí. Y estos detalles pueden ser poco importantes en una conversación informal, pero fundamentales en la firma de un contrato, por ejemplo.

Un nicho con gran competencia

Dado que el inglés es la lengua más aceptada internacionalmente, la figura del traductor jurado de inglés es también la más numerosa. Por ello, en Traducciones Aida apostamos por la mejor relación calidad-precio en este tipo de servicio, para beneficio del cliente. Calidad, porque así lo reconocen nuestras certificaciones ISO 9001:2008 (Sistemas de gestión de la calidad) e ISO 17100:2015 (Servicios de traducción-Requisitos para los servicios de traducción). Y precio ajustado, como podrás comprobar si nos solicitas presupuesto en esta misma página. Todo ello con la máxima confidencialidad, respetando la maquetación original y cumpliendo los plazos de entrega acordados. 

photo credit: Visual Content Legal Gavel & Closed Law Book via photopin (license)



<- Volver al blog