Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Idiomas que una empresa de traducción te puede proporcionar

En un post anterior hacíamos referencia a los idiomas que una empresa de traducción suele trabajar habitualmente. Hablábamos, por ejemplo, del inglés por ser la lengua de comunicación internacional, del francés por ser uno de los más hablados en el mundo, del alemán por su peso en la Unión Europea, del portugués por su cercanía y proyección en Iberoamérica y también del italiano por los lazos estrechos que nos unen con el país transalpino. Pero ahora toca hablar de lo contrario: lenguas que entrañan cierta dificultad, tanto por la escasez de traductores como por la complejidad del idioma en sí mismo. Y en todos estos casos, recurrir a una agencia como Traducciones Aída es una auténtica necesidad.

Idiomas que una empresa de traducción abarca

La lista de idiomas que una empresa de traducción ha de abarcar es tan grande como la lista misma de lenguas existentes en el mundo. Lógicamente, es difícil tener contactos para todas las parejas de idiomas, siendo necesario en ocasiones trazar un puente de tres lenguas. Por ejemplo, el vietnamita es un idioma con pocos traductores oficiales, por lo que los profesionales de la pareja vietnamita-español son escasos. En esos casos, se puede valorar la opción de trazar el recorrido vietnamita-inglés (que quizá tenga más traductores) y después inglés-español.

Esta es una cuestión de la que se debe ocupar una agencia como la nuestra, pero sirve para demostrar que es un tema demasiado difícil de gestionar para un cliente normal. Es decir, hay que dejarlo en manos de expertos. No obstante, aquí te indicamos algunos idiomas que una empresa de traducción puede gestionar, a pesar de su dificultad.

Idiomas importantes pero de difícil comprensión

Si bien decíamos que, por semejanza (portugués, italiano) o difusión (inglés, francés), algunos idiomas son más o menos comprensibles, hay otros cuya dificultad obliga a recurrir a un traductor para su mera comprensión, aunque utilicen nuestro mismo alfabeto. Es el caso de las lenguas nórdicas, de las africanas o del rumano. Este último caso es paradójico, puesto que tiene un origen latino como el castellano, pero en la práctica difiere enormemente.

Idiomas con otro alfabeto

La dificultad aumenta cuando se trata de idiomas que emplean alfabetos diferentes. El ejemplo más cercano es el griego, un país de nuestro entorno. Lo mismo ocurre con el árabe, que es oficial al otro lado del Estrecho de Gibraltar y en todo el norte de África, entre otras regiones. Otros ejemplos son el ruso, que no solo se habla en Rusia sino también en países de su entorno, donde se emplea el alfabeto cirílico. También se puede indicar el idioma hebreo, oficial en Israel, y el hindi, hablado en el subcontinente indio.

Mención especial merecen las lenguas del Lejano Oriente, que además se ramifican en numerosos dialectos, con alfabetos diferentes. Es el caso del coreano con el hangul, el japonés con el hiragana, el katakana o el kanji, y el chino con el mandarín, cada vez con mayor peso en el mundo.

Por qué elegir una agencia

Para concluir, aquí te resumimos las principales razones por las que has de confiar en una empresa de traducción para traducir al o desde uno de los anteriores idiomas:

  • Por la amplia red de contactos que manejan, la cual siempre va en aumento: a los idiomas que una empresa de traducción ya trabaja, se añaden otros por medio de nuevos encargos
  • Por la calidad tanto del texto final como del documento a entregar, con comentarios, formatos compatibles, etc.
  • Por la oficialidad de la traducción, fundamental cuando se trata de una traducción jurada

photo credit: Udri Japanese Panel via photopin (license)



<- Volver al blog