Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

¿A cuántos idiomas se debe traducir una página web?

Si tienes una empresa o eres un profesional que ha dado el salto a Internet, probablemente te asalte una duda: ¿a cuántos idiomas se debe traducir una página web? Como puedes imaginar, las respuestas son muy variadas, tantas como negocios existen, pues cada uno tiene necesidades y objetivos distintos. Sin embargo, hay una serie de pautas que puedes seguir a la hora de tomar tu decisión, que te mostramos aquí abajo.

Cuestiones a valorar para tu decisión

Traducir una página web a otros idiomas es una decisión que te abre muchas puertas: las de otros países y otras nacionalidades. Pero hay uno que debería estar siempre presente, pues es una llave maestra para muchas de esas puertas: el inglés. Ofrecer tu información en esta lengua universal es recomendable, además, por cuestión de imagen.

Lo mismo ocurre con las lenguas cooficiales en España. Si tu negocio está fuertemente implantado en nuestro país, traducir tu web a euskera, gallego y catalán será un guiño para más de 10 millones de personas, que son las personas que las hablan en total. Y será una decisión totalmente justificada si el País Vasco, Navarra, Galicia, Cataluña, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares son regiones estratégicas para tu empresa.

Si tu negocio tiene como objetivo la internacionalización o, cuando menos, la venta de productos y servicios a personas de otros países, deberás reflexionar sobre los mercados a los que quieres llegar. Han de ser compatibles con tu actividad y accesibles con tus medios, teniendo en cuenta otros aspectos como la logística o la legislación en vigor en cada destino.

Para conseguir pistas interesantes sobre los idiomas a los que traducir una página web, una acción sencilla y recomendable es revisar las estadísticas del sitio en Google Analytics. A través de sus mapas e informes descubrirás que, quizás sin saberlo, estás recibiendo visitas desde países estratégicos. Si eso ocurre, se trata de un claro indicador de que dicho mercado puede ser propicio para tus intereses, pues te está abriendo su puerta sin ni siquiera haberla tocado.

¿Google o un profesional para traducir una página web?

Como probablemente hayas ya visto, hay empresas que recurren a Google Translate para traducir una página web. Se trata de una funcionalidad que se puede habilitar con facilidad y que transcribe automáticamente los textos del sitio a otros idiomas. Pero, ¿es realmente adecuado usar esta opción?

En otro post anterior ya resolvíamos esta duda: no es recomendable por diferentes motivos. Por ejemplo, por cuestión de imagen, a la que hacíamos mención más arriba: si quieres hacer un guiño a determinados visitantes y causarles buena impresión, esta herramienta provoca todo lo contrario, pues indica una manifiesta falta de interés en traducir adecuadamente dicho contenido.

Por otro lado, la opción de Google Translate es contraproducente pues la transcripción no sólo es inexacta y gramaticalmente incorrecta en muchos casos, sino que se publica sin filtros ni revisiones, de modo que el resultado puede dar lugar a equívocos y errores importantes. Y eso podría derivar en quejas o incluso reclamaciones tras la venta.

Por todo ello, siempre es recomendable traducir una página web con profesionales del sector, como los que te brinda Traducciones Aida. Así que si quieres poner en marcha algún proyecto de este tipo, ponte en contacto con nosotros.

photo credit: homegets.com Analyst analytics blur- Credit to https://homegets.com/ via photopin (license)



<- Volver al blog