Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traducciones a distancia: nuestra forma de trabajar

La crisis del coronavirus ha supuesto un cambio drástico en las relaciones personales, pero también en las profesionales. El teletrabajo ha dejado de ser una opción para convertirse en una obligación en muchos casos. Sin embargo, para Traducciones Aída ha sido una situación fácil de llevar, puesto que las traducciones a distancia son una realidad en nuestro día a día, como te contamos en este post. Si necesitas traducir un texto, nuestra agencia siempre estará abierta y disponible, estés donde estés y sea cuando sea, incluso en estos momentos.

Cómo hacemos las traducciones a distancia

Cuando hablamos de traducciones a distancia, nos referimos a que todas las etapas del encargo se realizan telemáticamente, sin necesidad de presencia física. Por ello, ni siquiera una situación cómo esta puede frenar el desarrollo del proyecto. 

Estas son todas las fases a las que nos referimos:

  1. Recepción del encargo: para contarnos qué necesitas, puedes llamarnos (teléfonos  +34 976 404 897 y +34 976 404 931) o bien enviarnos un email (traducciones@traduccionesaida.com). También puedes rellenar el formulario de contacto de nuestra web. Elijas el método que elijas, puedes explicarnos con detalle de qué  trata el proyecto: en qué idioma, qué extensión tiene, en qué fecha se debe entregar, etc.
  2. Una vez recabada toda la información que necesitamos sobre el encargo, procedemos a seleccionar al traductor idóneo. Contamos con una extensísima red de profesionales titulados, en cualquier idioma. Por supuesto, la variedad es mayor en los idiomas más comunes, como el inglés o el francés, pero trabajamos también en todos los demás: tailandés, coreano, árabe, hebreo… Y para contactar con ellos en estos momentos, lo hacemos telemáticamente, por teléfono o email, incluso con los traductores más cercanos geográficamente. Una relación que, si bien no es presencial, sí es muy estrecha.
  3. Tras ser seleccionado, nuestro profesional se pone a trabajar en la traducción. Lo hace en casa, en su oficina o donde considere oportuno, con las herramientas de apoyo que más útiles le sean. Y una vez completada la traducción, nos la envía en formato digital: Word,  PDF, Excel…, con anotaciones detalladas que expliquen sus decisiones con respecto a los diferentes aspectos del texto: sugerencias, aclaraciones, etc.
  4. Traducciones Aida recepciona el trabajo, lo revisa y lo entrega al cliente, asegurándose de que todo está en orden. Y si fuera necesaria alguna corrección final, la gestionamos de nuevo con el traductor o revisor.
  5. Las traducciones a distancia también pueden ser juradas, puesto que existe la apostilla electrónica oficial, con certificado digital, que da el mismo carácter legal al documento, como si se hiciera presencialmente. De ese modo, se puede presentar telemáticamente en el Registro cualquier documento traducido
  6. Por último, los trámites relativos al pago también se pueden hacer a distancia: presupuestos, facturas proforma, facturas finales, contratos de confidencialidad, etc. 

Como ves, las traducciones a distancia son una realidad en nuestra agencia y su metodología telemática no influye en la calidad del contenido: te garantizamos el mejor texto, entregado en el plazo que necesites y en el formato que quieras, incluso si requiere de apostilla de La Haya. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos.

photo credit: dejankrsmanovic Dirty Old Computer via photopin (license)



<- Volver al blog