Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

5 ventajas de una empresa de traducción frente a un traductor online

Recurrir a un traductor online automático, como los que tenemos a mano en Internet, es una tentación difícil de evitar cuando se desea consultar una palabra rápidamente. Sin embargo, utilizar estas herramientas para traducir un texto mayor es un error imposible de justificar, especialmente si se busca un resultado profesional. En este artículo te contamos las 5 grandes ventajas de recurrir a una empresa de traducción cuando realmente se busca calidad, como la que ofrece Traducciones Aída SL.

El contexto lo es todo

El lenguaje no es una mera yuxtaposición de palabras. Y sin embargo, así lo procesa un traductor automático online, incapaz de hacerse preguntas sobre un texto y sobre el contexto en el que fue escrito. Para que dicho texto sea interpretado adecuadamente es necesario comprender detalles tan fundamentales como el país donde se redactó, su marco temporal, su finalidad, el nivel cultural de redactor y/o lector… Cuestiones que solo un profesional con competencias es capaz de descifrar. Y solo así, el texto resultante tendrá un carácter similar al original.

Un trabajo de documentación fiable

Los traductores automáticos funcionan conforme a su propia base de datos, que a menudo se nutre del universo poco fiable que conforman las páginas web de Internet. Pero los profesionales de una empresa de traducción también tienen sus propias bases de datos, mucho más fiables en este caso: más allá del vocabulario que tienen ya interiorizado, los buenos traductores recurren a fuentes de documentación de reconocido prestigio en sus respectivas lenguas.

Sintaxis ‘humana’ y revisada

Los errores más flagrantes de los traductores automáticos se dan en la redacción del texto final. Por muy sofisticada que sea la herramienta, siempre se notará que se trata de la mera unión de palabras hecha por una máquina. En cambio, los profesionales de una empresa de traducción cuidan la redacción final para que suene natural y en el mismo estilo que el texto de origen, revisando cada frase para que esté ausente de errores gramaticales, ortográficos o sintácticos.

Anotaciones y aclaraciones al margen

Un recurso habitual entre los profesionales de una empresa de traducción es el de añadir anotaciones al margen. Así lo permiten los procesadores de texto más habituales, y es una interesante vía de comunicación con el cliente. En estas anotaciones se puede explicar brevemente la interpretación de una palabra o frase, argumentando por qué se ha optado por una solución y no por otra. Esto, en cambio, nunca podrá hacerlo un traductor automático, que se limita a dar entrada y salida a unos determinados datos.

El sello de calidad de una empresa de traducción

Y por último, lo que nunca podrá proporcionar un software automático es el sello de calidad de una empresa de traducción. Un texto traducido de forma profesional puede llevar la firma de quienes se encargaron del trabajo. Algo totalmente imprescindible cuando se trata de un documento oficial con validez legal, pues ha de ir acompañado de la Apostilla de La Haya y de los datos del traductor jurado que ha tratado el texto.



<- Volver al blog