Empresa de traducciones certificadas en Zaragoza


Tel. 976 404 897 | traducciones@traduccionesaida.com

Traductores para museos: un servicio estratégico

El mundo de la cultura es internacional, sobre todo si está ligada de alguna manera al turismo. Ese es el caso de los museos, que no solo se dirigen al público local sino también al internacional. En este post abordamos cómo los traductores para museos pueden ayudar a estas instituciones a mejorar su servicio.

Traductores para museos, ¿en qué idioma?

Un error de concepto de muchos museos es considerar que el español y el inglés ya son suficientes para llegar adecuadamente a todos los visitantes. Y no es así: que un visitante sepa comunicarse y entender de manera general el inglés no garantiza que pueda captar adecuadamente la información ofrecida. Especialmente en este ámbito, la cultura, en el que a veces los mensajes son complejos.

Por ello, lo interesante sería elaborar un estudio de público detallado para conocer dos cosas:

  • De qué nacionalidades son los visitantes que predominantes en la actualidad: si una nacionalidad tiene una proporción significativa, sería un error no ofrecerles material informativo en su lengua materna. Es más: si los visitantes de una nacionalidad ya son numerosos sin tener el contenido en su idioma, ¿cuántos más se sumarán si se lo encuentran traducido? 
  • En qué nacionalidades hay margen de crecimiento: los museos que quieran ser atractivos para una nacionalidad específica, deberán generar contenido en su lengua. Eso ejercerá de factor de atracción para esos visitantes, que agradecerán el detalle y recomendarán la visita a su vuelta. El Museo Egipcio de Turín, por ejemplo, tiene la deferencia de mostrar las cartelas traducidas al árabe, pues es precisamente la lengua oficial del Egipto actual

Contenido informativo impreso

Cuando el visitante llega al museo en persona, desea encontrar la información preferentemente en su idioma. Por tanto, en los mostradores y en las librerías deberían ofrecer en diferentes lenguas los mapas, folletos, guías informativos, cartelas y otros materiales impresos, siempre en base al mencionado estudio de público o a los objetivos estratégicos de expansión.

Contenido informativo digital

Hoy en día, la página web de un museo es su primera y gran puerta de entrada. Por ello, es importante que haya una correspondencia entre los idiomas presentes en las instalaciones físicas y los idiomas empleados en la web. Lo mismo ocurre con otros ámbitos digitales: por ejemplo, los perfiles en redes sociales 

Guiones de las audioguías

Los dispositivos llamados audioguías ofrecen información detallada sobre el recorrido y las obras de un museo. De elaborar esa información se encargan los guionistas, a menudo en empresas subcontratadas para este servicio. El museo debe prever en qué idiomas quiere ofrecer las audioguías y, en consecuencia, solicitar que dicho guion y su posterior producción se realice en todos los idiomas estratégicos.

Señalética

Aunque suele tratarse de textos más breves, son fundamentales para la orientación del visitante dentro del museo. Por ello, las indicaciones deben ser claras y sencillas en los idiomas elegidos.

Los traductores para museos están especializados en este ámbito y, aunque no formen parte de la plantilla de la institución, deben estar muy presentes en su día a día. Por ello, Traducciones Aida puede proporcionar servicios para museos en cualquier idioma, ya sean gestionados directamente con el museo o a través de empresas subcontratadas para determinados servicios.



<- Volver al blog